" Los economistas" de

 

MILTON FRIEDMAN

Autor: Jorge  Alonso Furriel

Biografía de Milton Friedman:

Hijo de inmigrantes judíos, nació en Brooklyn, Nueva Cork, en 1912. Se destacó en sus estudios secundarios, especialmente en las matemáticas, razón por la cual pudo escoger donde estudiar. Estudió matemáticas en la Universidad de Rutgers. Próximo a graduarse consideró como sus principales opciones a la Universidad de Chicago, centro de la teoría económica conservadora, y a la Universidad de Columbia, centro del empirismo económico. Friedman se decidió por Chicago, ya que pensaba que la diferencia entre la búsqueda de los hechos y la búsqueda de las teorías era más aparente que real.

En 1935, Friedman se incorporó al New Deal, al trabajar en la Comisión Nacional de Recursos. Su función era el suministrar "información fidedigna sobre los aspectos del consumo de la economía". Trabajó con Kuznets en la Conferencia sobre el Ingreso y la Riqueza, en un intento de valorar los cambios reales más que los puramente monetarios. En 1938, contrajo matrimonio con Rose Director, compañera suya durante sus estudios de Chicago. Su esposa se convirtió en ardiente colaboradora de su obra y según Friedman gran parte de su tendencia liberal se debe a ella. Posteriormente trabajó en la Oficina Nacional de Investigaciones Económicas.

Después de la Segunda Guerra, Friedman pasó a la Universidad de Chicago. Mientras ejercía su cátedra, fue contratado por la Fundación para la Educación Económica, para realizar un estudio del problema de la vivienda. En este trabajo concluyó que la mejor alternativa era liberalizar el mercado de la vivienda pese a las desigualdades de ingreso y riqueza existentes . No se debía intervenir en el funcionamiento del mercado sino, corregir directamente las desigualdades de ingreso. Esto le hizo ser acusado por sus coidearios liberales de intervensionista y por los keynesianos de liberal. Escribió entonces "Metodología de la Economía Positiva", obra que le consolidó como economista y le llevó a ser parte del Consejo de Asesores Económicos de las presidencias de Kennedy y Jonson.

Hasta el día de hoy, Friedman sigue expandiendo su pensamiento a todos los ámbitos posibles. Ha impulsado una serie de reformas legales, en sectores como: la educación, seguridad social, etc.. Friedman no tuvo interés en ocupar un cargo gubernamental, sin embargo, desde Chicago generó una masa crítica de los llamados "friedmanescos", quienes han sido los protagonistas de la política estadounidense de las últimas décadas.

 

Teoría de Milton Friedman: La Economía Monetarista

Milton Friedman es considerado un gran exponente de monetarismo y un economista que ha tenido gran influencia en la elaboración de políticas financieras. En este texto el autor plantea que podemos conocer con bastante certeza los efectos del crecimiento monetario en el largo plazo, pero la dinámica de los ajustes de corto plazo es mucho más misteriosa y está sometida a los efectos de fuerzas tales como las expectativas y la confianza.

Para Friedman en el largo plazo las variaciones nominales (monetarias) sólo tienen efectos nominales (sobre los precios) y ningún efecto real (en la producción y el empleo). En el corto plazo, las variaciones monetarias tienen efectos sobre la producción y el desempleo como retrasos muy variables, pero tales efectos no son duraderos.

El autor nos explica que el aspecto importante de la política monetaria es su efecto sobre la cantidad de dinero más que sobre el crédito bancario o el crédito total o las tasas de interés. Esto también implica que las variaciones amplias en las tasas de cambio de la cantidad de dinero son desestabilizadoras y deben evitarse.

Una tasa de crecimiento monetario estable a un nivel moderado puede provocar el marco dentro del cual un país puede tener poca inflación y mucho crecimiento. No producirá la estabilidad perfecta pero puede hacer una contribución importante para una sociedad económica estable.

Friedman continúa diciendo que en todo el mundo la inflación es una importante fuente de problemas políticos; para el autor, las cláusulas de indexación generalizadas no son el mejor recurso para este problema, pero dice que, ofrecen posibilidades de reducir el daño provocado por la inflación y facilitar su terminación. Comenta que la insistencia en terminar con la inflación, a cualquier costo, llevará a una severa depresión y antes de que esto ocurra es el momento de adoptar medidas que hagan políticamente posible terminar con la inflación antes de que la inflación termine no sólo con las ideas aceptadas comúnmente sino también con la sociedad libre.

Las políticas gubernamentales sobre inflación y desempleo han estado en el centro de la controversia política, se ha desatado la guerra económica sobre estas cuestiones. Sin embargo, el cambio drástico en la teoría económica no ha sido el resultado de esta guerra ideológica. No ha resultado de creencias u objetivos políticos y divergentes. Ha respondido casi eternamente a la fuerza de los acontecimientos: la experiencia bruta se demostró más potente que las preferencias ideológicas.

El problema de evitar una inflación generalizada debería abordarse directamente; no puede controlarse con medidas especiales en áreas especiales que pueden contener por un tiempo las presiones inflacionarias básicas pero no las eliminan al largo plazo.

 

MONETARISMO:

Teoría formulada por Milton Friedman en la década de los 60 (Universidad del Chicago). Se basa en el liberalismo y es una reacción al Keynesianismo. Su preocupación máxima es la inflación la cual, dice Friedman, es un problema estrictamente monetario.

La inflación se produce, según el monetarismo, porque hay más dinero en circulación (en la calle, en manos de la gente) del que debería haber de acuerdo a las reservas del Banco Central y a la actividad económica en general. Por ejemplo: Si existen reservas por 10.000 millones de dólares, la cantidad de dinero circulante por el país en pesos no debería superar tal cifra. Si hay más, ese dinero no tiene respaldo y vale menos.

Para evitar que exista más dinero circulante que las reservas, propone que la oferta monetaria crezca un porcentaje fijo, constante e inamovible, que sea bajo para evitar la inflación pero que se ajuste al crecimiento del país a largo plazo (ya que no se puede controlar la circulación monetaria día por día de acuerdo a la actividad económica real).

Además, el monetarismo sostiene que se debe eliminar el déficit público (es cuando un gobierno gasta más dinero del que recauda por impuestos) y evitar, con una buena legislación, a los monopolios, oligopolios y a los sindicatos porque interfieren en el funcionamiento del mercado de trabajo